Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Diabetes, Salud, Vista | Comments

Los Ojos del Diabético

Los Ojos del Diabético

La Diabetes debilita de manera importante los vasos sanguíneo y aunque están dispersos por todo el cuerpo los de los ojos son más pequeños y es la razón por la que el daño es más frecuente en personas con ésta enfermedad, siendo mayor la incidencia en aquellos que consumen insulina.

 

Cuando los vasos sanguíneos de los ojos se bloquean la presión sanguínea y la debilidad de los mismos hacen que se revienten causando con eso la visión borrosa o “nublada”, incluso hasta la pérdida de la misma.

 

Los síntomas o problemas más frecuentes son:

  • Visión Borrosa: Los Diabéticos presentan visión borrosa cuando los niveles de azúcar en la sangre se elevan; por lo que cuando los niveles de azúcar se normalizan tienden a recuperar la visión o se normaliza también.
  • Retinopatía Diabética: La retina es la parte del ojo en donde se proyectan las imágenes para ser enviadas al cerebro. Está formada casi en su totalidad por vasos sanguíneos y al no llevar un buen tratamiento de su padecimiento generalmente provoca que los vasos se vayan bloqueando hasta que la propia presión hace que revienten.

 

Los síntomas de éste padecimiento son: Visión Borrosa, Visión Doble, Partículas Flotantes en la visión, dolor y enrojecimiento de los ojos que no desaparece y disminución de la visión periférica.

 

Existen dos tipos de Retinopatía Diabética: Proliferativa y No Proliferativa.

 

La Proliferativa es cuando los vasos de la retina ya bloqueados crecen, provocando visión borrosa al tapar las áreas que reciben las imágenes.

 

La No Proliferativa es la que no produce crecimiento de los vasos sanguíneos de la retina y es la segunda más común, incluso en algunos casos no requiere tratamiento oftálmico.

 

Es importante aclarar que no todos los diabéticos desarrollan la retinopatía diabética.

La mayor parte de éstas enfermedades pueden prevenirse o demorarse con un buen control de la diabetes.

 

El Mejor Tratamiento es la Prevención.

Colaboración de: Tomás Montelongo, Profesional Técnico en Optometría de www.opticalayda.com

E-mail: info@opticalayda.com