Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Estilo de Vida | Comments

Filosofando: No cambies, cámbialo

Filosofando: No cambies, cámbialo

Hace mucho tiempo trate de cambiar un feo habito. Fumaba mucho y tenia una dependencia difícil de dejar, me hacia mal y lo sabía. Pero me era imposible dejarlo.

Entonces mi abuela me dijo :-No cambies tu, cambia el habito. Y fue así, decidí comenzar a tomar jugos y cuando quería llevar algo a la boca utilizaba un chicle. Poco a poco me fui olvidando de ese habito y lo cambie por el beber mucho líquido y jugos.

Otra vez estuve mal enamorada, no veía más allá del corazón y creí que si yo daba todo mi corazón, mi espíritu y todo lo que tengo como persona me iban a amar y solo obtuve ser alguien muy necesario para aquel que yo quería que me amara, pues era su amiga, su confidente, compartíamos las guerras y las alegrías pero era solo necesidad, nunca pude generar en aquella persona amor.

Y me sentí morir, quería apagar mi corazón y dejar de respirar, en aquellas horas de angustias volvió a aparecer aquella palabra cámbialo y si cambie puse todo mi corazón en la lucha por mi tierra y en el amor a mis hijos y en aquellas horas tan oscuras la luz del amor volvió a surgir en mi y encontré el camino.

Los indios sufrimos con la misma intensidad las perdidas, las carencias, los defectos. Pero siempre sabemos que cuando un remolino te atrapa en el agua no debes luchar, dejas que te trague hasta el final porque luego puedes hacer pies y podemos salir.

Siempre estas buscando cambiar y entre mas grande mas difícil, por eso amigo lo mas fácil es cambiar el habito, poner los sentimientos en otro lugar y enfrentar la enfermedad, pero ojo tu pie esta enfermo, tu ojo esta enfermo, tu hígado esta enfermo, tu estas sano y entonces la enfermedad se corre. Por que si tu pie esta enfermo y por ese dolor enfermas a todo tu cuerpo se vuelve cruel la enfermedad y terrible de soportar.

Si es en el amor en el que estas sufriendo y ese amor te traga, te rompe y te opaca no es amor es obsesión, obstinación o cualquier cosa. El amor es compartido no es necesidad, es servicio mutuo, no servidumbre, no es llevar un yugo, no es estar enlazados para caminar juntos, es estar libre y sin embargo caminar. Si estas atrapado y enjaulado como un animal las llaves las tienes tu en las manos, no te atan los hijos, no te atan las responsabilidades, no te ata una enfermedad, un vicio. Tu tienes la soga y tienes como cortarla, tu puedes anudarla o desanudara, no justifiques con una soga el no querer caminar, el no querer avanzar. Los hijos son tu progresión tu los educas les enseñas y siembras en su corazón amor, pero ellos viven su vida y tu la tuya. El trabajo es para vivir pero que triste es el que vive para trabajar y no goza por su trabajo y no sonríe para hacerlo, si no es lo que tu quieres cámbialo.

Mira no trates tanto de cambiar por que cuando tratas no lo puedes hacer, aquello que te lastima simplemente déjalo de lado no les entregues tu energía deja que los diablos que tu creaste se vuelvan ángeles porque solo fueron maestros para que aprendas a vivir. Si hoy te encuentras desesperado o desesperada escribe en tu corazón esta frase “Yo puedo cambiarlo”. Y veras que cuando dejes de luchar contigo mismo la sabiduría de tus ancestros llegara a tu corazón. Prende un sahumerio, bebe un vaso de agua, siéntate en frente a una vela o si quieres frente a una fogata no pienses en nada, deja afuera todo aquello que has intentado, todo lo que has luchado, grita fuerte como los lobos a la luna y deja que toda la furia salga de ti y solo mira el fuego veras como ahí encuentras las respuestas a como cambiar lo que te está dañando.

Wayra Puka