Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Educación, Estilo de Vida, Nutrición, Obesidad, Omega 3, Salud | Comments

¿Qué es una alimentación balanceada?

¿Qué es una alimentación balanceada?

Durante años, hemos crecido con la idea de que una alimentación balanceada significa “comer de todo”, o “no dejar fuera ninguno de los grupos alimenticios”.

Desafortunadamente esto es totalmente falso. Cientos de miles de personas que “comen de todo” están sufriendo infartos cardiacos, diabetes, hipertensión, arteriosclerosis, deficiencia renal, hígado graso y otras muchas enfermedades derivadas de una mala alimentación.

Sin embargo, una dieta realmente balanceada consiste en darle a nuestro organismo todos los nutrientes que el cuerpo necesita, no importa si dejamos fuera un “grupo” o integramos otro “grupo” de alimentos.

Con esto en mente, incluso la famosa pirámide alimenticia parece no brindarnos una muy buena guía para balancear nuestra dieta, pues uno puede seguirla al pie de la letra y no conseguir suficientes vitaminas y fibra, y puede estar consumiendo un nivel peligrosamente alto en grasas saturadas.

Las etiquetas de información nutricional que encontramos en los alimentos empacados son totalmente insuficientes, pues dejan fuera de la lista la mayor parte de los nutrientes indispensables para nuestra alimentación.

Los errores que han ocasionado la epidemia mundial de obesidad (junto con todas las enfermedades relacionadas) son grandes omisiones en las guías nutricionales oficiales:

1. No hacen diferencia entre los carbohidratos complejos (naturales) y simples (refinados) 2. No avisan sobre el gran peligro de consumir grasas saturadas y las grasas hidrogenadas (trans) 3. Animan a consumir aceites procesados, azúcar y sal en cantidades peligrosas. 4. Las porciones recomendables de frutas, verduras y granos son aún muy pequeñas. 5. No diferencian entre las proteínas de origen animal y las de origen vegetal.

Nutrientes para una verdadera dieta balanceada

Una alimentación balanceada debe componerse de los siguientes nutrientes, en este orden de importancia:

Fibra dietética – ayuda a la digestión y absorción de nutrientes Fotoquímicos – potentes anti-cancerígenos naturales Antioxidantes – ayudan a la auto-curación celular y retrasan el envejecimiento celular Vitaminas – las mejores son las que vienen de forma natural en frutas y verduras o por suplementación Minerales – como el calcio, hierro, magnesio, selenio (oligoelementos) Ácidos grasos – principalmente el Omega 3, 6 y 9 Carbohidratos – fuente de energía y base para formación de tejido Proteínas – base para formar estructuras, regular y transportar Grasas o lípidos – sirven para formación de células, regular y formar reservas energéticas

Los últimos nutrientes: Carbohidratos, Proteínas y Lípidos son los que proveen de calorías.

La gran mayoría de la población consume principalmente alimentos no balanceados, es decir preparados con ingredientes sintéticos y/o procesados químicamente, que ofrecen muchas calorías, pero su contenido es muy escaso para los primeros 6 nutrientes de la lista.

Nuestro cuerpo está diseñado para una alimentación natural que se base principalmente en alimentos balanceados intrínsecamente, por ejemplo, muchas verduras contienen todos los nutrientes de la lista en cantidades adecuadas para nuestra dieta. En contraste, uno de los ingredientes procesados más comunes, el azúcar, contiene sólo carbohidratos “simples”, por lo tanto aporta sólo energía (calorías), pero ninguna nutrición.

El secreto está en conocer los ingredientes que debemos procurar y los que debemos evitar a toda costa para prevenir o incluso revertir enfermedades degenerativas, comenzando por supuesto con la obesidad. Al decidir sabiamente, no sacrificamos el sabor de los platillos pero mejoramos notablemente nuestra salud y podemos también bajar rápidamente bajar de peso.