Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Estilo de Vida | Comments

La importancia de la plática de sobremesa

La importancia de la plática de sobremesa

Inducir y habituar la plática de sobremesa es algo a lo que cada día deberíamos prestar más atención.

Los tiempos actuales, cada vez más dinámicos y demandantes, en lugar de ser la excusa para justificar que no tenemos tiempo para compartir con los nuestros, deberían ser la mejor excusa, precisamente para inducir y habituar las pláticas de sobremesa o tertulia.

Que mejor excusa cotidiana que compartir una buena platica en torno a una buena comida. Si me orillas, creo que debería inclusive ser más importante tener una buena plática, más que una suculenta comida. Es decir, lo que platiquemos con la gente con la cual que compartimos la comida, es más importante aun que la comida en sí.

Sentarse a comer en familia es toda una experiencia. Además de disfrutar de un rico menú preparado en casa –o de disfrutar de la comodidad y variedad de un restaurante-, padres, hijos y abuelos se reúnen en la mesa para conversar. De hecho, la sobremesa es una costumbre muy arraigada en las familias de origen latino, y así, el postre y el cafecito se disfrutan con toda calma entre anécdotas, bromas y risas.

Hace poco leí una reciente investigación que refería, que cuando la gente come en familia suele hacerlo en un lapso de 35 minutos, y luego de terminar los alimentos, las personas permanecen conversando en la mesa, unos 36 minutos más.

¡Ahí tenemos a la mano la mejor y más rica excusa para prolongar las pláticas con los que queremos!

Asegura la buena plática de sobremesa con algún rico postre. Recomiendo algo muy práctico y delicioso: las Glorias de Linares, Natillas, Obleas, Besos Indios, etc., dulces de leche que además de ser tradicionales y muy nuestros, son una verdadera delicia. En cantidades mesuradas, son prácticamente para toda la familia, pues son bajos en grasas trans, prácticamente sin colesterol y los hay hasta con 0% azúcar.

Pienso además que un rico postre como los referidos, nos tienden además a poner en el modo correcto para platicar, para reir, para compartir, en fin, para inducir, habituar y prolongar las pláticas de sobremesa, que sin duda están a nuestro alcance y son cada vez más necesarios e importantes.

Fuente: www.DulcesTípicos.com.mx