Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Estilo de Vida, Nutrición, Salud | Comments

Estrés, el principal responsable de tu resfriado

Estrés, el principal responsable de tu resfriado

Seguramente conoces a alguien que no logra recuperarse de un resfriado, o que se enferma de gripa constantemente. El culpable puede ser el estrés. Esta condición en las personas es consecuencia del estilo de vida que llevamos y aunque es necesario tener cierta cuota de tensión que motive el cumplimiento de objetivos, una dosis extraordinaria puede ser el principal enemigo de tu salud.

 

Durante el año es normal contraer un resfriado, pero quienes llegan a padecer esta enfermedad muy a menudo valdría la pena preguntarse si es el estrés laboral la causa responsable. – ¿Por qué? Te preguntarás.

 

Los seres humanos generamos una hormona llamada cortisol, que se libera cuando el cuerpo está bajo presión y/o tensión. Esta liberación produce que el sistema inmunológico se debilite, disminuyendo las defensas ante bacterias y virus.

 

Pero, ¿qué ocurre cuando comienza el estrés crónico?

 

Un estudio publicado en la revista Proceeding of the National Academy of Sciences, realizado por la Universidad Carnegie Mellon, en Pennsylvania, demostró que las personas que están constantemente estresadas son más susceptibles a contraer gripa.

 

Según el grupo de investigadores, “la sencilla noción de que el estrés crónico actúe mediante el efecto directo de un aumento de cortisol en la sangre, es cada vez menos aceptada. Lo que más importa es cómo los tejidos responden al cortisol, más que los niveles de la hormona por sí mismos”.

 

Esto quiere decir que los síntomas no provienen del virus del resfriado, porque los niveles de cortisol no fueron determinantes, y se manifestó que la influencia de esta hormona sobre los tejidos aumentaba la respuesta inflamatoria.

 

Esto sucede porque la inflamación, en parte, se regula por la hormona, por lo tanto, en situaciones de estrés, las células del sistema inmunológico no responden al control hormonal, produciendo inflamaciones que conducen a una enfermedad. Éstas pueden ser patologías cardiovasculares, de asma y algunos trastornos auto inmunes.

 

Para contrarrestar los efectos del estrés y evitar que se vuelva crónico, es fundamental realizar algún deporte para fortalecer tu sistema inmunológico. Practicar yoga, meditación o simplemente ocupar al menos una hora de tu día en algo que no sea trabajo y te genere pasión, disminuirá tus niveles de estrés.

Fuente: Alto Nivel
Imagen: William Brawley via photo pin cc