Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Publicado por en Corazón, Salud | Comments

Genómica y enfermedades cardiacas

Genómica y enfermedades cardiacas

Las enfermedades cardiacas son la causa principal de muerte y son una de las causas principales de discapacidad en los Estados Unidos. Alrededor de 600,000 estadounidenses mueren todos los años por enfermedades cardiacas. Esto representa casi el 25% de todas las muertes en los Estados Unidos. Para aumentar la concientización de esta enfermedad, se designó el mes de febrero como el “Mes Nacional del Corazón” desde 1963.

Algunas afecciones (como colesterol alto, presión arterial alta y diabetes) y factores del estilo de vida (por ejemplo, una alimentación no saludable, inactividad física y consumo de alcohol o tabaco) pueden aumentar su riesgo de presentar enfermedades cardiacas. Tener parientes biológicos cercanos con enfermedades cardiacas también puede aumentar su riesgo de estas afecciones y afectar las recomendaciones que se le den sobre las pruebas de detección.

El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF en inglés) recomienda enfáticamente que los hombres de 35 años en adelante se hagan pruebas de colesterol. A las personas que tengan antecedentes familiares de enfermedades cardiacas tempranas (por ejemplo, antes de los 50 años de edad en parientes de sexo masculino o 60 años en parientes de sexo femenino), el USPSTF les recomienda tanto a los hombres como a las mujeres que se hagan las pruebas de colesterol a partir de los 20 años de edad. Los proveedores de atención médica pueden ayudar a los pacientes a evaluar sus antecedentes familiares para determinar cuáles son las pruebas de detección más aptas para ellos.

Algunas familias tienen un trastorno genético común llamado hipercolesterolemia familiar (FH, por sus siglas en inglés). Este trastorno causa niveles elevados del colesterol de las lipoproteínas de baja densidad (o LDL), lo cual puede aumentar el riesgo de que una persona tenga arteriopatías coronarias y muerte prematura. Aproximadamente 1 de cada 500 personas en los Estados Unidos tiene hipercolesterolemia familiar (o unas 600,000 personas). La hipercolesterolemia familiar continúa siendo subdiagnosticada y por lo tanto con insuficiente tratamiento. No obstante, este trastorno se puede identificar eficazmente si se usan pruebas en secuencia (también conocidas como rastreo familiar). La detección y el tratamiento tempranos de la hipercolesterolemia familiar pueden ayudar a reducir el riesgo de arteriopatías coronarias y muertes en las personas con ese trastorno.

Fuente: CDC

Editado por: LissaGF