La lealtad al Iphone en Estados Unidos y Europa empieza a caer