Hacer exactamente lo correcto, o cumplir con las exigencias, puede parecer imposible. Estos métodos rápidos se acercan bastante. Son métodos rápidos para mantener tu salud en buen estado.

[highlight]Actividad cardiovascular[/highlight]

El ideal es hacer 30 minutos de ejercicio casi todos los días de la semana. Este régimen te ayudará a disminuir el colesterol y mejorar la salud cardiovascular, reduciendo el riesgo de padecer diabetes y enfermedades del corazón.

  • Dedica 10 minutos de tu hora de almuerzo para caminar a paso ligero.
  • Sube unos pocos tramos de escaleras varias veces al día en lugar de utilizar el ascensor.
  • Realiza una actividad tan sencilla, como sacar a pasear a tu mascota.

[highlight]Frutas y verduras[/highlight]

El ideal es de cinco a nueve porciones de frutas y verduras frescas todos los días. Obtendrás una amplia gama de nutrientes, así como un montón de fibra.

  • Prepara un batido de fruta.
  • Entre comidas en vez de una golosina puedes consumir fruta  (pepino, jicama, naranja).
  • Comer caldo de pollo o de res con verduras
  • Toma un complejo multivitamínico si todavía te estás quedando corto.

[highlight]Dormir[/highlight]

Consigue al menos siete horas de sueño cada noche. Escatimar sueño puede tener un gran impacto negativo en tu salud. A menudo se relaciona la falta de sueño con el aumento de peso y un sistema inmune debilitado.

Acuéstate a dormir una siesta de 20 minutos por la tarde para revivirte.

  • Toma una siesta rápida cuando llegues a casa del trabajo para contrarrestar los efectos del sueño perdido.

[highlight]Pescado[/highlight]

El ideal es comer dos veces a la semana. Los pescados grasos, como el salmón, la trucha y las sardinas, están llenos de ácidos grasos omega-3, que se ha comprobado en muchos estudios que reducen el riesgo de enfermedades del corazón y fortalecen el sistema inmunológico.

Si no puedes tragar pescado, trata lo siguiente: Añade aceite de linaza o aceite de pescado en tu dieta al igual existe el omega 3 en pastilla.

[highlight]Higiene[/highlight]

Lávate las manos con agua y jabón cada vez que tocas una superficie llena de gérmenes. Los gérmenes están en todas partes y tan pronto como te tocas la cara, puedes transferirlos a los ojos, la nariz o la boca y por lo tanto puedes contraer un resfriado, gripe, o una enfermedad gastrointestinal.

No esperen a que inicie otra semana, otro mes o a que se convierta en un propósito de año nuevo, inicien de ya para mejorar su salud pues cada uno de nosotros somos responsables de cuidar nuestro cuerpo y tratar de estar siempre bien.

Fuente: Revista vida sana

Editado por: Lissa GF

Compartir:

editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *