Un nuevo sistema de vigilancia que usa reconocimiento de rostro y análisis de comportamiento sospechoso está ahora en todas las cámaras de Estados Unidos.

Hace un par de días, WikiLeaks fue blanco de un ataque DDos (ataque distribuido de denegación de servicio) por alguien presuntamente desconocido hasta ahora. El motivo fue la divulgación de una serie de correos electrónicos de Stratford (empresa americana de inteligencia internacional) relacionados con un nuevo sistema de vigilancia pública,Trapwire, más eficiente que el reconocimiento de rostros simple.

Trapwire se dedica a predecir comportamiento, analizando los circuitos cerrados de vigilancia de las principales ciudades norteamericanas, con algoritmos de reconocimiento de rostro y patrones de conducta, para detectar pre-ataques terroristas u operaciones criminales.

Cada segundo envía reportes en línea sobre el comportamiento sospechoso de las personas, y analiza la información para permitir que se aplique la ley de acuerdo a los datos recolectados.

El gobierno norteamericano y la compañía Stratford, de la mano de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) tienen acceso a todas las cámaras de vigilancia en las principales ciudades estadounidenses, tiendas, parques, calles  y toda clase de negocios. Las personas viven en un estado continuo de vigilancia y Trapwire busca comportamiento sospechoso.

Actualmente Trapwire trabaja con el gobierno federal americano, agencias de inteligencia, fuerzas militares. En sitios como aeropuertos, estaciones de autobús, plantas de agua, de energía, refinerías y más.

Se dice que es una herramienta para la seguridad nacional de EU, pero al haber sido mantenida en secreto se debate sobre los límites de privacidad en la vida de las personas.

Fuente: Muy Interesante

Editado por: Lissa GF

Compartir:

editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *