Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by in Diabetes, Estilo de Vida, Investigación, Salud | Comments

Mujeres con estrés laboral duplica el riesgo de padecer diabetes.

Mujeres con estrés laboral duplica el riesgo de padecer diabetes.

[highlight]Las mujeres que ocupan puestos laborales de baja jerarquía y sufren estrés en su lugar de trabajo tienen el doble de probabilidades de padecer diabetes que las que no padecen presiones profesionales, según un estudio publicado esta semana en Canadá.[/highlight]
A diferencia de los hombres, las mujeres a menudo reaccionan al estrés comiendo más productos con azúcar y grasa, declaró a la AFP uno de los autores del estudio, Peter Smith.

La incidencia de la diabetes ha aumentado en Canadá y este factor de riesgo puede modificarse para combatir el fenómeno, escribió Smith, del Instituto de Investigación sobre Trabajo y Salud (IWH, por sus siglas en inglés), y Richard Glazier, del Instituto de Ciencias Clínicas Evaluativas (ICES, por sus siglas en inglés), de Toronto.

La investigación, realizada durante nueve años, mostró una relación entre el grado de autonomía en el trabajo y la incidencia de diabetes en la población femenina, señalan los autores en el estudio publicado en la revista de medicina ocupacional Journal of Occupational Medicine.

En otras palabras, explicó Smith a la AFP, las mujeres estresadas podrían ser llevadas a consumir más azúcares y grasas.

El estrés laboral parece favorecer la diabetes a través de dos fenómenos. Por un lado, la diabetes se favorecería por las perturbaciones generadas en el sistema neuroendocrino y el sistema inmune, que provocan una mayor producción de hormonas como el cortisol y la adrenalina, y por otro, por los cambios en la conducta alimentaria y el gasto energético.

Después de haber seguido a 7.443 personas en actividad durante nueve años, los investigadores encontraron que la proporción de casos de diabetes debido al estrés laboral entre las mujeres fue del 19%.

Esta cifra es superior a la relacionadas con el tabaquismo, la bebida, la actividad física o el nivel de consumo de frutas y verduras, pero menor que el riesgo que supone la obesidad.

No se constató la misma relación entre los hombres. Éstos reaccionan de manera diferente al estrés, tanto en el plano hormonal como en los hábitos de consumo, dijo Smith en un correo electrónico a la AFP. 

Fuente: Revista fucsia

Editado por: Lissa GF

Read More

Posted by in Estilo de Vida | Comments

Cómo desarrollar la habilidad de llevarse bien con los demás

Cómo desarrollar la habilidad de llevarse bien con los demás

Los seres humanos aprovechamos la oportunidad cuando nos encontramos frente a frente con una persona que tiene la habilidad de tratar muy bien a los demás. Nos hace sentir muy importantes y voluntariamente nos sentimos invitados a mantener contacto con esa persona para crear experiencias positivas que nos motiven a ser mejores.

Los líderes en mercadeo, como todos los profesionales, deberíamos reconocer que, para aspirar a alcanzar un mejor nivel de vida personal, fortalecer nuestro esfuerzo profesional y desarrollar un plan de negocios que contribuya a lograr y superar las metas esperadas, es necesario, y quizás me atrevería a decir que imprescindible, estar en disposición de un excelente manejo de técnicas y de actitudes para tratar bien a las personas.

Miremos a nuestro alrededor y nos daremos cuenta de que los empresarios y gerentes de alto nivel más exitosos son los que han desarrollado la habilidad de relacionarse bien con la gente que les rodea. El éxito o el fracaso de nuestras experiencias de negocios es esencialmente un asunto de relaciones humanas. Posiblemente alcanzamos las metas sin tener un buen ambiente laboral, sin embargo, con relaciones interpersonales exitosas logramos las metas en un menor plazo con resultados de mejor calidad.

Si reconocemos que esta es una llave que puede fortalecer equipos de trabajo, promover una cooperación entusiasta, realizar mejores ventas, tener contactos clave que tomen decisiones, ¿qué estarías dispuesto a hacer para mejorar esta habilidad?

A continuación, te invito a que te autoevalúes para que conozcas cómo estás manejando tus relaciones interpersonales. Marca con una “x” la respuesta que se acerca más a tu realidad.

No
Apoyas constantemente a las personas que te rodean a ser mejores.
 Te interesas sinceramente por la vida de otras personas.
 Enfrentas las diferencias con otras personas oportunamente.
 Expresas tus ideas claramente para evitar malos entendidos.
Respetas las diferencias en otros y los animas a ser ellos mismos.
Resuelves eficazmente los desacuerdos.
Escuchas siempre con atención cuando otras personas te hablan.
Haces sentir importantes a las personas que te rodean.

¿Cómo fue tu resultado? Si abundan las respuestas positivas, te animo a mantener este estilo de vida. Si la mayoría de las respuestas han sido negativas, has sido muy honesto contigo mismo y es un punto de partida necesario para que emprendas una serie de cambios importantes en tu vida.

Entonces, ¿qué puedes hacer para fortalecer tus relaciones humanas? Te invito a que pienses en los siguientes cuatro consejos:

1. Sé amigo de ti mismo primero:

Si aprendemos a llevarnos bien con nosotros mismos, descubriremos que será más fácil llevarnos bien con las personas que nos rodean. Nos será imposible ofrecer una palabra de motivación si nosotros mismos no nos automotivamos.

Nos será imposible interesarnos por la superación de los demás si nosotros no tenemos metas claras para la vida. Nos será imposible valorar lo positivo en los demás si no creemos en nosotros mismos. Sé tu mejor amigo. (Te invito a que leas un artículo escrito previamente sobre la confianza en uno mismo.)

2. Valoremos a las personas:

Valorar a las personas nos mantendrá alejados de caer en la tentación de manipularlas a nuestro favor. No podemos hacer que otra persona se sienta importante si nosotros en secreto sentimos y pensamos más en sus aspectos negativos. Evitemos tener relaciones interpersonales de fachada.

Tarde o temprano la gente se dará cuenta y perderemos su confianza, su cooperación y sobre todo su amistad. Interésate sinceramente por los demás.

3. Vivamos cada día con la meta de construir relaciones con las personas que nos rodean:

Sé muy bien que construir permanentemente las relaciones interpersonales es una inversión de tiempo y energía. Al revisar nuestra agenda diaria, los que tenemos muchas otras responsabilidades que requieren nuestra atención caemos en la tentación de quedarnos encerrados en oficinas o detrás de un escritorio aislándonos voluntariamente de las personas. Quiero animarte a que inviertas tiempo de calidad en tus relaciones con las personas que te rodean. Construir las relaciones nos puede dar motivación y apoyo durante los tiempos buenos y malos.

4. Recuerda siempre que cosechamos lo que hemos sembrado:

Del mismo modo en que es imposible se coseche manzanas dulces si sembré limones, es imposible que coseche cooperación si sembré indiferencia.

 Si adoptamos actitudes positivas hacia los demás, recibiremos como respuesta actitudes positivas. Si tenemos una mala actitud hacia alguien y la mantenemos, eventualmente la otra persona tendrá una mala actitud hacia nosotros. Con buenas actitudes en las relaciones podemos abrir puertas y cerrar buenos negocios, pero con pésimas actitudes podemos cerrar las puertas y abrir un ambiente laboral muy negativo. Recuerda siempre que tener relaciones interpersonales exitosas es una decisión personal. ¡Tú decides!

Fuente: Gestiopolis

Editado por: Lissa GF

Read More

Posted by in Administración, Educación, Estilo de Vida, Negocios | Comments

Tip – Comparta una hipótesis en lugar de una directriz

Tip – Comparta una hipótesis en lugar de una directriz

Si bien su trabajo como líder consiste en establecer la dirección para su equipo, unidad u organización, ser demasiado impositivo priva a su gente de la oportunidad de sentirse dueños de su trabajo.

 

La próxima vez que se reúna con su equipo, en lugar de decir: “Éste es mi punto de vista respecto de hacia dónde debería enfocarse el proyecto”, intente proponer una hipótesis.

 

Puede decir: “He aquí mi visión tentativa del camino que deberíamos seguir, pero puedo estar equivocado”. Luego, incentive a su equipo a que esté en desacuerdo con usted. Por cierto, debe estar dispuesto a desechar o modificar su hipótesis si alguien plantea una solución mejor. Este enfoque incentivará el debate y dará permiso a las personas para expresar sus inquietudes.

(Vía @hbrmexico)

Read More

Posted by in Negocios | Comments

Cuatro consejos de inteligencia emocional en el trabajo

Cuatro consejos de inteligencia emocional en el trabajo

Las personas son emocionales antes de ser racionales; la lógica hace que las personas piensen y los sentimientos hacen que actúen, dice Bruce Clarke, presidente de la empresa  estadounidense de Recursos Humanos, CAI.  El directivo asegura que una inteligencia emocional fuerte es la clave para tener éxito profesional.

 

La inteligencia emocional (IE), término acuñado por el autorDaniel Goleman, define la capacidad de una persona de controlar sus propias emociones  para reaccionar ante los sentimientos de otros y así manejar sus diferentes relaciones.

 

Es decir, es saber reaccionar ante diferentes situaciones de manera racional sin caer presa de los propios sentimientos.

 

El ser humano es también conocido como el animal social por su necesidad innata de relacionarse con otros individuos, y el mundo de los negocios no es diferente. Según el experto en consultoría y desarrollo profesional Martyn Newman, los trabajadores con una fuerte IE son muy valiosos para las empresas porque generan fuertes relaciones con sus compañeros de trabajo, saben manejar bien las situaciones estresantes y saben entender a sus colegas.

 

En su blog semana, Clarke asevera que un buen líder empresarial debe tener una fuerte IE ya que eso le permite contratar a los candidatos más eficaces para su compañía, manejar los problemas de crecimiento de un negocio y enseñar más adecuadamente a sus equipos.

 

Saber manejar nuestros sentimientos tiene un efecto real en como nos desempeñamos en el trabajo. Un estudio de 2011 en Reino Unido arrojó que la preocupación debido a los altibajos económicos  por los que pasa Europa impulsó a los empleados a instalarse en un “modo de supervivencia” que los hizo proteger a toda costa su trabajo, haciéndolos poco susceptibles al cambio, debilitando su respuesta al estrés e incapaces de distinguir oportunidades de negocios.

 

El informe, reportado por The Guardian, apunta que tener un pobre manejo de las emociones en tiempos de alto estrés hace que las personas tiendan a desestimar el trabajo de sus compañeros impulsando conductas como el mobbing.

 

Clarke ofrece estos cuatro consejos para equilibrar la inteligencia emocional en el ámbito laboral.

 

1 Analízate a ti mismo

Conoce cuáles son tus emociones típicas y cómo respondes a diferentes clases de situaciones emocionales. Sé honesto contigo mismo para saber cuáles emociones son las que más afectan tu desempeño laboral (envidias profesionales, reacciones al estrés, inseguridades) y trata de tomar responsabilidad por tus actos.

No olvides que siempre puedes recurrir a ayuda psicológica profesional si consideras que necesitas ayuda para entender tus reacciones.

2 Escucha, no oigas

Muchas veces le ponemos “silencio” a las cosas que no queremos o no nos interesa escuchare, como un problema con un compañero, y las conversaciones se quedan como ruido de fondo. Una persona con alta IE  sabe enfocar su atención a lo que los demás de verdad están diciendo, aunque no sea algo que le agrade o interese particularmente.

Trata de enfocar tu mente a lo que los demás realmente están comunicando y haz un resumen mental de lo que crees que te está diciendo y si lo necesitas, puedes hacer preguntas para clarificar algún punto.

Te sorprendería lo que se puede aprender cuando guardas silencio y realmente se presta atención, además profesionalmente te ayudará contar con toda la información posible para tomar decisiones claras y efectivas.

 

3 Recuerda, tienes un lenguaje corporal

Los seres humanos siempre estamos comunicando con el cuerpo aunque guarden silencio sus palabras.

Trata de observar si el lenguaje corporal de las personas va de acuerdo con lo que están diciendo de forma oral. Observa las expresiones faciales, los tonos de voz, los movimientos de los ojos, etcétera.

Es posible que una conversación laboral tome un tono completamente distinto una vez que se toman en cuenta el lenguaje corporal.

4 Identifica que te causa estrés

Existen miles de factores que pueden hacer que una persona llegue a su punto de quiebre y reaccione de cierta manera a una situación que no lo requería. Por ejemplo, un problema en casa puede tensionarte lo suficiente para que le grites a un compañero de trabajo.

Identifica qué es lo que te causa estrés, practica tu capacidad para mantener la calma y prueba mecanismo de gestión de tensión como meditación, pintura, ejercicio, etcétera.

El punto es saber manejar la frustración de manera  sana pues una persona con alta IE evita descargar su tensión con otras personas.

No olvides que lograr un buen manejo de las emociones no es algo que se logre de un día para otro, es más bien un trabajo constante.

Fuente: Alto Nivel

Read More